miércoles, 7 de julio de 2021

ENVASES Y EMBALAJES - Marcas gráficas

En los envases y embalajes es de singular importancia resaltar el cuidado y utilización de las marcas gráficas que vienen estampadas en ellos. Las marcas gráficas se manifiestan a través de signos, símbolos, letras y números, cuya función principal es la de proporcionar información sobre el producto envasado. En la Figura No. 4.1 se refleja un resumen de las principales marcas gráficas. 

sábado, 3 de julio de 2021

ENVASES Y EMBALAJES - Otros aspectos a tener en cuenta

 Como se ha expresado anteriormente, la decisión de cuál debe ser el envase que se diseña, selecciona y produce, es un problema complejo, por la cantidad de elementos que intervienen. Por lo tanto, para las empresas que los producen y distribuyen debe quedar claro, que se requiere del concurso de personal de diversas especialidades, o sea multidisciplinario, y lograr que exista un equilibrio entre la dimensión económica, la dimensión ecológica y la dimensión social del envase.

Para los que trabajan directamente dentro de la cadena logística, tales como los dependientes de almacén y operadores de equipos de manipulación e izaje, al menos es imprescindible, tener un conocimiento mínimo sobre los envases y embalajes, por ser ellos quienes los manipulan y realizan todas esas operaciones.

En cada uno de los eslabones de la cadena es necesario conocer y aplicar las condiciones que requieren cada una de las cargas, en particular en la recepción y entrega de las cargas peligrosas, de rápida descomposición (perecederos) y fuera de gálibo (de dimensión).

En el expedidor recae la responsabilidad material por las pérdidas o daños de las cargas, si esto ocurriese debido a que el embalaje no se corresponda con sus propiedades o con las normas establecidas. Para muchas cargas está determinada la forma de embalaje, pero para otras no existen normas establecidas; por esto debe tenerse en cuenta, que cualquier embalaje debe corresponderse con las exigencias de la conservación de las cargas durante las transportaciones.

sábado, 18 de febrero de 2017

ENVASES Y EMBALAJES - Funciones de mercado (I)

Además de lo señalado anteriormente, un buen envase debe contribuir a crear imagen, lo que significa que el producto sea identificable por su envase y marca.
Funciones medioambientales
Estas funciones ganan cada día más importancia y tienen por objetivo compatibilizar los envases y embalajes con el medio ambiente, puesto que son vistos ante todo, como grandes generadores de residuos y, por tanto, constituyen un problema ambiental.
También el envase debe proteger el medio ambiente de productos, que pueden ser peligrosos por constituir o estar constituidos por sustancias peligrosas, como son los radiactivos e irritantes.
En la actualidad se plantea y legisla sobre la necesidad de que los envases cumplan con las llamadas "4R" (reducir, reutilizar, reciclar y revalorizar), significando estas:
° Reducir al máximo el uso de materias primas para su elaboración, especialmente si se trata de recursos limitados o no renovables.
° Reutilizar el envase tanto como sea posible, lo que constituye una importante vía de ahorro de energía y materiales.
° Reciclar los materiales de los envases. En la actualidad el reciclaje es una verdadera fuente de recursos, que en buena medida hace más económico y menos contaminante los
procesos de producción. Cuando se producen envases a partir de materias primas secundarias en vez de materias vírgenes, el consumo energético es menor y estos procesos son menos agresivos para el ambiente.
° Revalorizar aquellos recursos no reciclables por ser contaminantes o por limitaciones tecnológicas para el reciclaje. Algunas vías pueden ser: la incineración para obtener energía o la descomposición biológica para la elaboración de abonos orgánicos.

viernes, 17 de febrero de 2017

ENVASES Y EMBALAJES - Funciones de mercado (I)

En la actualidad, el envase debe adaptarse a los mercados y desde este punto de vista, el mejor envase es aquel que el cliente espera. Un buen envase, además de proteger su contenido y preservarlo, debe cumplir funciones de mercado, tales como comunicar, exhibir, atraer, motivar y crear imagen.

En la función de comunicar el envase debe de ser capaz de trasmitir un mensaje y que su receptor (cliente) lo reciba y comprenda. Entre los mensajes fundamentales están:
° Comunicarle al cliente que es lo que va a adquirir y advierte sobre posible toxicidad, sobredosis, etc.
° Destacarle al cliente las ventajas y beneficios que significan el producto en cuestión.
° Comunicarle lo que diferencia al producto envasado de sus similares en la competencia.
° Garantizarle la marca al productor, que cuando es prestigiosa, se convierte en una verdadera garantía y refuerza las preferencias del consumidor.
° Que el envase o el embalaje cumpla con esta función de transmisor de un mensaje positivo del producto que contiene, es arte y es ciencia, toda una especialidad en diseño.
° Para cumplir con la función de exhibir, el envase debe hacer posible ver el producto y apreciar su finalidad.
° El envase debe ser llamativo, para que el cliente no quede indiferente ante su presencia y que no sea uno más entre muchos, garantizando la función de atraer.
° El envase motivador hace que los clientes potenciales se acerquen al producto.

jueves, 16 de febrero de 2017

Funciones del envase y del embalaje (III)

-Para cumplir con la función de distribuir, el envase debe ser diseñado y construido teniendo en cuenta las características de los medios unitarizadores y los vehículos a utilizar en la cadena logística, de modo que, tanto medios como equipos, sean aprovechados de forma óptima, sin que la carga reciba daños y al menor costo posible.

Para la transportación a largas distancias, existen exigencias respecto al embalaje, ya que las cargas transitan por tiempo prolongado y en ocasiones es necesario transbordarlas o almacenarlas.

Las dimensiones y la construcción del embalaje deben asegurar la mejor utilización de la capacidad de los medios de transporte, la conservación de las cargas y la mecanización de los trabajos de carga y descarga.

- Medir y dosificar son funciones especialmente importantes para el caso de los medicamentos y otros productos con características semejantes, que requieren ser preparados y consumidos en dosis estrictas; surgiendo envases especiales (con las dosis requeridas) para dar respuesta a esta necesidad, entre otros los pomos con goteros y las jeringuillas desechables.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Funciones del envase y del embalaje (II)

Durante la transportación, el envase debe garantizar la protección del producto de las caídas, choques y vibraciones, que en general provocan daños mecánicos; por tanto, debe prestarse atención al uso de medios que aseguren la carga, fundamentalmente para las mercancías frágiles.

El envase debe ser neutro, es decir, que el material que lo constituye y el recipiente en sí mismo, sean compatibles con los productos que contiene. Esta es una propiedad que debe tener el envase para evitar interacciones indeseables.
- Por otra parte, el envase debe garantizar la protección de los productos contra personas ajenas, que pueden tratar de extraer mercancías sin la debida autorización. Además, el envase debe evitar cualquier tipo de riesgo biológico, como el contacto de la mercancía con roedores, insectos o cualquier otro animal.

- La función de preservar el producto está dada por la necesidad de proteger la integridad física del mismo y mantener las características de calidad, que permiten su utilización para lo que fue diseñado y producido.

martes, 14 de febrero de 2017

Funciones del envase y del embalaje (I)

A continuación se mencionan y explican las funciones técnicas, de mercado y medioambientales de los envases y embalajes.

Funciones técnicas:
Las funciones técnicas de los envases y embalajes se pueden resumir en contener, proteger, preservar, distribuir, medir y dosificar:
- La función de proteger comprende el resguardo del producto durante el almacenamiento y la transportación, así como ante las reacciones químicas. Durante el almacenamiento y la transportación, el envase y el embalaje deben proteger al producto de los efectos perjudiciales ejercidos por las condiciones ambientales, es decir, de la humedad y temperatura, que generalmente actúan de manera combinada, de la luz, e incluso, de la posible absorción de olores no deseables. En todos los casos es necesario tener en cuenta el tiempo de almacenamiento, es decir, el tiempo en que la mercancía estará expuesta a condiciones, que pudieran ser desfavorables para su conservación y el mantenimiento de las cualidades, que la hacen apta a los fines para los que fue concebido. Esto es particularmente importante para los productos alimenticios y los productos químicos, es decir, mercancías que pueden contaminarse o pueden resultar peligrosas por ser inflamables, oxidantes, explosivas, entre otras características análogas.